miércoles, 25 de noviembre de 2015



Estos ojos huérfanos,
tan deshechos en cristales,
no saben encontrarte
entre tanto ruido.
Saben que se reconocen 
en tu ausencia,
que se hunden en ti 
al invocarte,
que se pierden
buscando 
su nombre en los espejos,
tras la curva de ese camino
que va a ninguna parte.

Estos ojos huérfanos
que no miran,
que no ven,
que ya solo esconden.

2 comentarios: